martes, 8 de noviembre de 2011

Programación Neurolinguistica PNL aplicada al trabajo

La_actitud dice mucho de nosotros en el marco de nuestro desempeño laboral. Hay señales o indicadores que nos muestran que debemos producir un cambio en nosotros. Si tus compañeros te contestan mal, te evaden, te ignoran, te encuentras siempre malhumorado, disconforme, te quejas demasiado debido a la cantidad de tarea que tienes, tu jefe no te presta atención y te das cuenta que en tu oficina generas en los demás emociones negativas, estás necesitando urgente un cambio de actitud.

Darse cuenta de ello supone un reto al orgullo personal. Debemos aceptar nuestras fallas con humildad y el primer paso es reconocerlo. Luego aparece la siguiente pregunta ¿cómo puedo mejorar? ¿quién puede ayudarme?

Existe una corriente muy vigente en estos tiempos que comporta una disciplina aplicable a casi todas las áreas de nuestra vida. Se trata de la Programación Neurolinguística, mas conocida como PNL.

 Esta herramienta que surgió de un entorno multidisciplinario con aportes de la psicología social y la lingüística nos propone reprogramar nuestro pensamiento, nuestra mente, nuestro hablar y relacionarnos con los demás.

La PNL nos ayuda a organizar, guiar y darle dirección a nuestros pensamientos y, a cambiar nuestra forma de ver e interpretar la realidad y los hechos para dejar de ver problemas para ver oportunidades de solución a tales problemas.

La PNL también nos enseña a desarrollar empatia, es decir, a situarnos en el lugar del “otro” para entender e interpretar sus reacciones, comportamientos y actitudes. Nos enseña, además, a practicar la “escucha pasiva” que consiste en oír a los demás sin tener que dar consejos.
Share/Bookmark

lunes, 7 de noviembre de 2011

Marketing personal: tu imagen

Marketing personal, imagen personal, cuidado personal, aspecto exterior, presencia, imagen de empresa, higiene, aseo, pulcritud, prosperar, prosperidad y abundancia
La apariencia como la higiene y cuidado personal tiene una relevancia significativa en el ámbito laboral o profesional en el que una persona se desenvuelve cotidianamente.

Según estudios realizados por la psicología social, uno es juzgado por sus semejantes no solo por sus hábitos, comportamiento y habilidades sino también por la ropa que vestimos, el look y estilo que tenemos, la pulcritud, aseo y cuidado personales.

Y tal es la influencia que tiene el como nos mostramos o nuestra apariencia, que los jefes, ya sea de modo consciente o inconsciente deciden según nuestro aspecto exterior (entre otras cosas) para designar personal a puestos o cargos importantes. Es decir, existe digamos un “prototipo” del hombre o mujer elegante que reviste este perfil buscado para asignarles cargos ejecutivos, jerárquicos o de nivel superior.

Una buena estrategia, para quienes busquen ascender en una empresa, en este sentido, es “imitar” discretamente el estilo de tu jefe en cuanto al modo de vestir. También es importante ordenar y dejar prolija nuestra oficina o escritorio. De nada sirve un buen traje si nos sentamos delante de una pila de papeles desordenados, tasas vacias y sucias, etc.

La prolijidad, el orden y la limpieza también hablan por si mismos de quienes somos y cuales son nuestros hábitos y comportamientos, no lo olvides. En fin, estos son algunos consejitos útiles para que logres tus objetivos, espero que te ayuden asi que si los consideras adecuados, ¡ya puedes comenzar y ponerlos en práctica!


Share/Bookmark

viernes, 4 de noviembre de 2011

Planifica tu vida y proyectate al futuro

¿Alguna vez te has puesto a pensar como serán tus años venideros? ¿en que condición económica o situación te encontrarás? ¿y qué condiciones de vida tendrás? Si te preocupa esto es perfectamente entendible. Todos tenemos necesidad de crecer y prosperar pero también es necesario previsualizar nuestro futuro para actuar desde ya en el sentido correcto.

Planifica tu vida y proyectate al futuro, prosperar, futuroLo peor que nos puede pasar es no adelantarnos al futuro, no prever lo que pueda ocurrirnos que es el resultado de no haber pensado en ello. La vida a muchos les pasa por delante y cuando se dieron cuenta, ya están jubilados y con un ingreso escaso para saciar sus necesidades, aún las más básicas y elementales. ¿por qué nos ocurre eso?

Muchas veces las condiciones de vida que la gente tiene son muy adversas y las preocupaciones y el excesivo trabajo resta tiempo y fuerzas para planificar su futuro. Pero en gran medida influye también el espíritu con que tomemos la vida. Nada es un impedimento si tu deseo es lo suficientemente fuerte para alcanzar algo.
De boca de un religioso escuché un día estas sabias palabras: “Vive como si hoy fuera tu último día pero trabaja y planifica como si te quedaran 50 años más de vida”. Esto significa valorar el presente pero ponderar el futuro. No olvidarnos que algún día seremos viejos y necesitaremos haber hecho base fuerte para vivir tranquilos, en paz nuestros últimos años.

Todo esto que digo lo digo pensando con tristeza en aquellos ancianos que luego de haber trabajado toda su vida, a veces con gran sacrificio, llegan a la tercera edad padeciendo un sinfín de situaciones adversas. No es justo que esto les ocurra ni nos ocurra a quienes hoy somos mas jóvenes.

Planificando tu vida planificaras también el destino y bienestar de toda tu familia, estarás edificando los cimientos de una vida mejor para tus descendientes, tus hijos, tus nietos. Muchos lo ignoran. Un día cuenta la historia que un hombre muy avanzado en años apenas podía inclinarse hasta quedar en cuclillas y luego se dispuso a sembrar semillas de roble en su inmenso jardín. En ese momento llega su nieto, un niño de unos 8 años y le pregunta: “abuelo, ¿por qué trabajas tan duro sembrando y plantando árboles que tal vez no puedas ver crecidos, grandes y altos?. El abuelo sonrió dejando escapar un suspiro y le contesto: “porque la sombra y el aire puro que darán estos árboles los podrás disfrutar tu y tus hijos y, un día sentado junto a tu familia dirás, mi abuelo pensó en nosotros y quiso para todos el descanso que tal vez el no pudo tener”.

Esta pequeña pero bonita historia nos demuestra lo importante que es planificar y sembrar con fe. Muchos de nuestros sueños puede que se cumplan con las generaciones venideras pero eso no da derecho a estancarnos y quedarnos de brazos cruzados, sino por el contrario, para ser canales de fe, amor y esperanza. Deberíamos pensar en dejar buenas herencias en lugar de problemas. Desear que nuestra vida sea motivo de inspiración y ejemplo para otros.

Pero además, sin descuidar lo que puedas hacer pensando en los demás es bueno que pienses también por ti. ¿Cómo te gustaría vivir en 10 o 20 años? ¿qué cosas quisieras tener? ¿cómo sería tu familia, tu economía en ese momento? ¿qué logros te gustaría haber alcanzado? Responder estas preguntas te permitirá visualizar tu futuro y planificarlo. Luego, llegarán preguntas más concretas como ¿cómo puedo empezar para ver esos sueños cumplidos? ¿qué debo hacer desde ahora? ¿a qué debería dedicarme, que negocios puedo emprender?.

En suma, todas estas preguntas y respuestas lograrán dotarte de mayor claridad, precisión para definir tus objetivos y ponerte en marcha. La suma de acciones y decisiones que hoy tomes definen la situación en la que te encontrarás a futuro y la manera en que ellas pueden influir en la vida de tus seres queridos. 

Share/Bookmark

jueves, 20 de octubre de 2011

Claves para llegar a ser un buen jefe

¿Te-imaginas ser jefe?  Si alguna vez o varias veces pensaste en ser jefe puede que lo consigas siempre y cuando reunas ciertas condiciones. No basta sólo con proponérselo, a continuación te comparto algunas de las cualidades que deberías tener o desarrollar.


buen jefe, claves, como llegar a ser jefe, liderazgo exitoso, liderazgo organizacional
1. Trabajar con excelencia. Para aspirar a una posición de liderazgo ante un grupo de personas hay que tener una actitud de superación permanente, lo cual supone no tan solo trabajo duro con dedicación y esmero, prolijidad y eficiencia, sino también adaptabilidad frente a los cambios, actualización constante y asimiliación de nuevos conocimientos y herramientas acordes a tu area de desempeño laboral, capacidad resolutiva para dar solución a conflictos y problemas y buena predisposición ante todo aquello para lo cual se te precisa.

2. Valoración y respeto a tus colegas o pares. Es importante tener una actitud humilde para reconocer los talentos y capacidades del resto de tus compañeros. Es un grave error subestimar o no valorar a los demás, es decir, tus compañeros de trabajo en torno a sus habilidades y cualidades personales. Cada uno tiene algo muy importante para dar a la empresa. La misión del líder es descubrir ese "extra" o cualidad que ellos pueden aportar y conjugarlas con las de todo el grupo para generar una sinergia laboral positiva con el esfuerzo mancomunado y complementario de todos.

3. Escucha mas y habla menos. Desarrollar la observación afinará tu sentido de captar con más facilidad y rapidez las oportunidades y encontrar soluciones a cada problemática. Son muchos quienes creen que solo desarrollando cursos de capacitación para hablar mejor y saber escribir, manejar herramientas informáticas, podrán ser jefes, pero pocos se preocupan por prestar atención.  Saber comunicarse es esencial para todo lider que aspire a una posición superior en la linea de mandos o jerarquía de cualquier organización o empresa.

4. Valores y principios sólidos. Un jefe no puede ser una persona que dude permanentemente sobre qué decisiones tomar, alguien fluctuante ni dubitativo. Para ser jefe hay que estar convencido de lo que se quiere, qué y como hacerlo y por qué hacerlo. Ser claro, concreto y efectivo con lo que se dice y hace es clave. También supone superar la timidez. Si te reconoces como una persona tímida podes hacer cursos de superación personal relacionadas con la autoestima, PNL (programación neurolinguística), cursos de oratoria y expresión.


Share/Bookmark
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Giovanni Rios, Voy a Prosperar